POR QUÉ CERTIFICAR:

  • Principalmente, porque aumentan  significativamente el valor, de prácticamente cualquier  tipo y tamaño de empresa, a un costo ínfimo, en relación al  beneficio permanente producido.

ADEMÁS:

  • Es un requerimiento y exigencia de las más prestigiosas empresas.
  • El costo – beneficio, justifican la certificación  como una muy inteligente inversión.
  • Para mejorar y obtener una ventaja competitiva.
  • Estos sistemas permiten ordenar y optimizar procesos,  todo lo cual, es controlable y medible (minimizan costes derivados de la no-calidad, al evitar errores)
  • Mejoran todas las variables asociadas a la  productividad.
  • Alto grado de diferenciación (satisfaciendo las necesidades de sus clientes y reforzando la imagen de marca)
  • Para estar siempre preparado, para el permanente cambio del entorno.
  • El Estado (CORFO) ayuda con importantes co- financiamientos a micro, pequeñas y medianas  empresas.